lunes, 1 de octubre de 2007

Algo más sobre Ana María Shua

http://www.anamariashua.com.ar/
Días pasados, la escritora fue entrevistada en canal 5 y habló sobre su nueva novela: El peso de la tentación. En ella aborda el tema de la obesidad desde una creativa perspectiva. Todo transcurre en una clínica de adelgazamiento .Quien quiera dejarla sin cumplir lo pactado, deberá pagar una cuantiosa multa. ¡Habrá que leer y luego debatir!¿No les parece?
Acabo de finalizar la lectura de El libro de los recuerdos, novela en la que se retrata a una familia (Ana María destaca que no es precisamente la suya, si bien, siempre hay retazos personales) desde la llegada del abuelo Gedalia a estas tierras, hasta todo lo que encuentra la voz narradora en un álbum familiar de fotos que da título al libro.
En el Epílogo titulado Ficción y realidad, Ana nos cuenta su pequeña investigación entre sus familiares para comprobar qué recordaban de la llegada de los ancestros y hacer una comparación entre la novela y su realidad.Finaliza con un brindis:
"Por el barco que trajo a la Argentina a mis abuelos polacos, por el que trajo a mi abuelo libanés, por el avión que se llevó a mi hermana a los estados Unidos, por los navíos en los que quizás se embarcarán, otra vez errantes, mis hijas o los hijos de mis hijas, por mi argentinidad y mis contradicciones, por mantener la identidad en la diáspora, por el navío de los inmigrantes, brindo. Como dice una antigua canción sefaradí:
Perdimos a Sión,
perdimos a Toledo,
no hay consolación."
Como muchos argentinos cuyos ancestros descendieron de los barcos, no puede dejar de conmoverme esta historia que me hace añorar al abuelo Antonio que besó una vez las aguas de Mar del Plata porque pensó que, transportadas muy lejos por el Océano Atlántico , eran las mismas que besaban la costa brava catalana. También la asocio con mi suegro de 98 años que, aún hoy, no quiere saber nada de su Grodno natal que ya no está en Polonia sino en Bielorrusia, donde quedó el resto de su familia, a la que jamás volvió a ver ni supo nada de ella y de la que tal vez sólo le llegue el eco lejanísimo de la voz del padre cuando le dijo:"Ya perdí dos hijos en la guerra. No quiero perder otro más. Andáte a América".Y partió solo, con menos de veinte años.

P.D: Presto la novela con gusto a quien quiera leerla.

1 comentario:

haciaelfuturo dijo...

Profe!
Soy Malena de 4º1ª =)
Me intereso sobre de que se trata el libro.
Justo ayer termine de leer "Enigmas de Paris", un libro muy lindo para mi futura carrera, le vi cosas positivas y frases que me dejaron pensando para mi edad.

Usted lo leyo?

Espero que ande todo bien con usted.

Besos

Malena

La lengua de las mariposas (Film)